España es uno de los principales generadores de residuos de neumáticos a nivel europeo

Sólo Alemania, Reino Unido, Italia y Francia superan a España en la generación de residuos de neumáticos, según cifras de Signus-Ecovalor, el sistema integrado de neumáticos usados que realiza la recogida y tratamiento de estos residuos en España. En cifras, en 2012 se gestionaron 157.552 toneladas de gomas usadas, una cifra sólo superada por los países anteriormente citados.

Sin embargo, un dato relevante y de gran importancia es el porcentaje de ellos que se reutilizan, bien sea para la producción de diversos materiales o bien sea para generar energía. En el primero de los casos, principalmente se producen pavimentos varios, para instalaciones deportivas, parques infantiles y/o de la tercera edad, céspedes artificiales… y otros materiales mucho más novedosos, como asfaltos creados con caucho que aumentan el agarre y disminuyen de forma considerable la distancia de frenado. En lo que respecta a la energía, la producida gracias al caucho (biomasa) con que se fabrican los neumáticos se destina principalmente a la industria del cemento y derivados. También se producen desechos de acero, normalmente de gran calidad, y con gran valor para las industrias siderúrgicas.

En España, las cifras anuales se sitúan en torno a los 20 millones de neumáticos para turismo, que traducido a peso serían entre 200 y 300 mil toneladas, lo que nos da una imagen clara de la importancia que puede tener gestionar estos residuos de la forma más segura y responsable.

Como se ha comentado con anterioridad, el neumático está formado por varios materiales de lo más diverso, por lo que, desde el punto de vista tecnológico, se trata de un producto muy complejo. Caucho, acero, fibra textil y otros materiales metálicos son los principales desechos que, unidos a la imprescindible cualidad de resistente con que se fabrican los neumáticos, hacen que el proceso de destrucción/reutilización sea muy complejo. De esta forma, las cantidades de energía necesarias para este proceso son muy elevadas, por lo que en muchos casos se plantea la viabilidad de utilizar los neumáticos usados como fuente directa de energía.

En el caso de la producción de pavimento (asfalto) para carretera, son muchos los expertos que lo defienden como una alternativa totalmente válida. Desde el punto de vista ambiental se reduce el impacto, teniendo en cuenta que se aumenta la vida útil de materiales que, en su proceso de desechado, producen grandes cantidades de CO2 y otros elementos altamente nocivos. Por otro lado, desde el punto de vista de la seguridad vial, se producen firmes mucho más seguros, con mayor adherencia y agarre, aumentando de manera sustancial la seguridad en carretera. Desde el punto de vista económico, se trata de un producto mucho más caro en inicio, pero que resulta tremendamente rentable a largo plazo, teniendo en cuenta que genera menos ruido, es más flexible y mucho más resistente a rodaduras y roturas.

Por lo tanto, vemos que son múltiples las posibilidades presentes para reutilizar estos residuos y poder echarle una pequeña mano al medio ambiente…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Neumáticos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s