Una rueda para dominar todos los terrenos

Si pensamos en posibles avances en el mundo del motor, una parte esencial en la que deberíamos pensar son los neumáticos. Y pensando en ellos, la posibilidad de tener un neumático adaptable a cualquier superficie o terreno podría tratarse de una utopía o, al menos, una idea demasiado futurista. Los neumáticos cumplen con una normativa, y se hace complicado pensar en la posibilidad de crear gomas de estas características que se ajusten a la normativa de seguridad en neumáticos.

Pues bien, Ackeem Ngwenya, un estudiante universitario británico no sólo lo ha imaginado, sino que incluso ha realizado un prototipo experimental. Un neumático adaptable a cada terreno por el que circula, y lo ha bautizado Roadless. El principio básico es la utilización de materiales cuya estructura se estrecha o ensancha en función de la superficie de contacto

La estructura interna del neumático la componen dos redes metálicas de varillas unidas mediante un eje. Estas redes de varillas pueden adaptarse en anchura a las circunstancias que exijan la carretera, el terreno. Mediante un sencillo sistema similar al del clásico gato de coche, el neumático ajusta las varillas haciéndolas más anchas o más estrechas, pudiendo amoldarse a las circunstancias que marque el firme.

Se trata de un sencillo sistema de apertura y cierre, de forma que, cuando las redes de varillas están muy separadas, la estructura del neumático se ensancha y, por tanto, el diámetro decrece. Por el contrario, cuando los discos están muy juntos, la rueda se estrecha, de forma que el diámetro de la misma aumenta de forma considerable.

Este tipo de neumático no se podría comprender sin los materiales que lo conforman. Tanto las redes de varillas como la banda de rodadura están conformadas por materiales enormemente elásticos, con una estructura interna similar a la del caucho de un neumático, por lo que su adaptabilidad es una de las cualidades más destacables de los mismos, siendo imprescindibles como sustento de esta tecnología.

Se trata tan sólo de un nuevo sistema que busca, como muchos otros, aumentar la adaptabilidad de un vehículo a cualquier circunstancia. Sin embargo, en muchas ocasiones, la búsqueda de elementos revolucionarios (como el neumático Roadless) que minimicen la incidencia de elementos externos en la conducción de un vehículo, puede derivar en una disminución de la seguridad en carretera. Quizá este moderno elemento cumpla con todas las exigencias en materia de seguridad, si bien es cierto que, al tratarse de un producto tan novedoso, deberá seguir un exhaustivo proceso de desarrollo, de forma que se asegure la total seguridad de los ocupantes de un vehículo.

Las nuevas soluciones para mejorar las prestaciones de los vehículos son siempre bienvenidas, pero sin renunciar en ningún momento a lo realmente importante, que es la seguridad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Novedades. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s